La casa

En 1983 se inauguró esta casa de espiritualidad ubicada junto a la casa madre de las Hermanas Oblatas. Es un lugar de encuentro, reflexión, formación, y espiritualidad para toda la Congregación y abierto, también, a otros grupos que lo solicitan.

Es un lugar rico en naturaleza y habitado de silencio y paz, que favorece tomar conciencia de nuestro ser, porque como afirma C. Jung:

«Quien mira hacia fuera, sueña; pero quien mira hacia dentro, despierta»

Queremos que en ella experimentes la acogida y la hospitalidad propias de nuestro carisma y que te ayuden a vivenciar en profundidad los objetivos que buscas.

DSC02453.JPG

La casa dispone de espacios amplios para reuniones, zona ajardinada, capillas y oratorios. Además, el servicio de cocina es muy valorado por los diferentes grupos.

En la Casa Madre, antiguo monasterio alcantarino del siglo XVI, se conserva elmuseo congregacional (abre en una nueva pestaña), la habitación de nuestra fundadora Venerable Antonia María de Oviedo y Schönthal.

Además, una de sus plantas está dotada de habitaciones para la acogida de grupos.